Feliz Día Mundial de la Salud 2022

La salud lo es todo. Seguramente, estarás de acuerdo con nosotros al leer esta última afirmación. Y es que nuestro estado de salud determina cómo nos movemos y hacia dónde nos encaminamos en el futuro (objetivos, deseos, necesidades, etc.). Por ello, hoy 7 de abril, es el Día Mundial de la Salud y debemos celebrarlo por todo lo alto.

Pero antes que nada, debemos reflexionar en qué situación nos encontramos ahora y qué valor es el que, actualmente, se le da a la sanidad en nuestro país.

¿De verdad se tiene en cuenta a los sanitarios como debe ser? ¿Se le da la importancia que realmente tiene?

Tal y como mencionamos anteriormente, la evolución del nivel y calidad de vida de todos los ciudadanos va directamente relacionada con la importancia que se le de a la sanidad. Un ejemplo claro de su relevancia es el cómo se gestionó la situación tras el inicio de la pandemia del coronavirus.

Al empezar esta pandemia en Europa, se pudo observar entre la sociedad un cambio de chip. Tras este (trágico) momento, es cuando los médicos y enfermeros fueron vistos desde una perspectiva esperanzadora.

Así, los sanitarios fueron claves para doblar cada curva que ocurrió en los distintos países del mundo, para así salvar miles y miles de vidas. Y estos momentos de la historia no pueden ser olvidados en este Día Mundial de la Salud.

Es momento de reflexionar en cómo mejorar la sanidad y mejorar la calidad de vida de toda la sociedad: sanitarios y ciudadanos. 

Sin embargo, tras la aparición de las vacunas y la buena evolución que ha tenido desde hace unos meses esta pandemia (con el fin de restricciones en la mayoría de los países) es momento de ver si hemos mejorado su gestión.

Esto empieza con las condiciones de los sanitarios, puesto que hemos asistido a más de 6.000 despidos tras la normalización del coronavirus. Y esto ha pasado desapercibido y visto como algo “normal”. No obstante, en este Día Mundial de la Salud deberíamos replantearnos si realmente debería ser así.

Tras ver la gran importancia que han tenido los sanitarios para la gestión de esta pandemia, deberíamos reflexionar acerca de si realmente merecemos ser despedidos. Porque cada sanitario se ha esforzado y ha hecho muchas horas extras (además de ponerse en riesgo) para salvar la vida de cada ciudadano.

Porque los sanitarios tienen un papel MUY importante en nuestra sociedad y que debemos de cuidar para que puedan desempeñar su vocación cómo realmente merecen, ante cualquier aspecto que se pueda dar en la vida de cada ciudadano.

Por ello, es momento, en este Día Mundial de la Salud de reflexionar y darle la importancia que tienen los sanitarios para cada país. En Francia los sanitarios trabajamos con unas muy buenas condiciones laborales que nos permiten continuar motivados y con ganas de desempeñar nuestra vocación.

¿Con qué condiciones cuentan los sanitarios en Francia? 

Antes que nada, te contamos nuestra historia. Tras terminar la carrera y observar la temporalidad que estaba asociada a las profesiones de la fisioterapia y la enfermería, nos hablaron de las condiciones laborales de los sanitarios en Francia.

En estas, observamos la estabilidad de sus contratos, una buena remuneración, flexibilidad horaria así como también la posibilidad de realizar una buena planificación de las vacaciones. Y tú, ¿quieres ser el siguiente?

¿Quieres descubrir si realmente Francia es para ti? Contáctanos para un asesoramiento GRATUITO y conoce si ejercer tu vocación como enfermero, médico o fisioterapeuta en Francia es lo que buscas para desarrollarte.

Mira:

¡Compartir es gratis!

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres trabajar en Francia como enfermero o fisioterapeuta?

Te entrenamos, guiamos y acompañamos durante todo el proceso para que dar el salto a Francia sea fácil, rápido y nada traumático.

Nullam quis risus eget urna mollis ornare vel eu leo. Aenean lacinia bibendum nulla sed 

Join our newsletter and get 20% discount
Promotion nulla vitae elit libero a pharetra augue